Silbana.



Marketing no convencional para clientes molones



Silbana

¿CÓMO CREAR UN ESLOGAN PODEROSO?

Un eslogan es una palabra o frase corta fácil de recordad que se utiliza con el fin de fortalecer la publicidad de una marca o producto, motivando su compra o uso, y ayudando a diferenciarla de las marcas o productos de la competencia.

El eslogan tiene como objetivo principal impactar en los consumidores y quedarse grabado en sus mentes. Algunas veces, las marcas sueles modificar sus eslóganes con el tiempo o utilizar varios para diferentes campañas.

Para crear un eslogan poderoso:

  • Lo primero es definir el mensaje que se quiere transmitir. Si quieres comunicar un beneficio de tu producto y que lo asocien con él o un atributo de la empresa que defina la esencia o la personalidad de la marca. «El placer de conducir» de BMW, «Rexona no te abandona» de Rexona.
  • El eslogan independientemente del mensaje que quiere comunicar debe ser siempre coherente con los valores de la marca y diferenciarla de la competencia. «Where dreams come true» de Disney.
  • Ser corto y directo, capaz de transmitir la idea con pocas palabras, para facilitar su recuerdo. «Life’s Good» de LG. Aunque hay excepciones como el creado por Mastercard «Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás existe Mastercard».
  • Debe incluir atributos o beneficios capaces de evocar emociones que permitan permanecer en la mente del consumidor bastante tiempo. Para tener éxito hay que conocer a fondo al consumidor y ser capaces de encontrar las palabras clave que impacten en usuarios muy acostumbrados a recibir múltiples mensajes publicitarios al día. «Because you’re worth it» de L’oréal o «Melts in your mouth, not in your hands» de M&M’s.
  • Intemporal, su mensaje debe permanecer en el tiempo. «Think Different» de Apple.

A veces hay que tomar decisiones difíciles y apostar por un idea. Como ejemplo, el caso del famoso eslogan de Nike «Just do it» (Solo hazlo). Fue creado por el publicista Dan Wieden. El eslogan parece tener sentido a la hora de animar a la fuerza interior de cada una de las personas que están haciendo deporte pero, en realidad, la frase tiene un origen muy distinto. Ya que Wieden se inspiró en la frase «Let’s do it» que pronunció, el asesino Gary Gilmore condenado a muerte por matar a dos personas, al momento de ser ejecutado.

Al principio el fundador de Nike, Phil Knight, se opuso a la idea de que la marca tuviera un eslogan, pero Wieden logró convencerlo y el tiempo le dio la razón. El eslogan de Nike es uno de los más poderosos de la historia de la publicidad.